Alemania judía

En la Edad Media, eran los rabinos y estudiosos en las ciudades de Speyer, Worms y Maguncia los que estipulaban la forma de vida de la comunidad judía incluso más allá de las fronteras alemanas. En Frankfurt, los judíos se quedaron en la ciudad hasta el final de la Edad Media encerrados en un ghetto durante más de 300 años. Berlín era la octava comunidad judía en número de habitantes de todo el mundo y desde donde el filósofo ilustrado Moses Mendelssohn difundió sus influyentes ideas. Después de la “Shoa” se plantea la pregunta si los judíos deberían vivir todavía en el país de los culpables. Si observamos con atención la vida de la comunidad judía en la actualidad en ciudades como Berlín, Frankfurt o Munich, encontraremos la respuesta. ¿Qué ha cambiado en Alemania? En mis visitas temáticas, le enseñaré la historia pasada y presente de los judíos en las siguientes ciudades.

Frankfurt

Frankfurt: Ya en la Edad Media vivían judíos en esta ciudad a orillas del Meno. A comienzos del siglo XVI fueron hacinados en un ghetto en el que vivieron hasta que a partir de 1796, con la Revolución Francesa, comenzó el largo proceso hacia la igualdad de derechos y el ghetto fue disuelto. Este suceso sólo se produjo en algunas comunidades judías. Qué era lo que diferenciaba a Frankfurt de otras comunidades? El Museo Judengasse aporta información sobre el ghetto basada en los fundamentos de 5 casas que se hallaban en este lugar. Al lado de este museo está el cementerio judío más antiguo de la ciudad y un impresionante monumento que recuerda a los judíos de Frankfurt deportados y asesinados. La sinagoga en el barrio de Westend, es un edificio conmovedor, que sobrevivió al nacional-socialismo y que hoy es el centro de la comunidad judía. Entre sus muros oran judíos reformistas y ortodoxos, así como los ultraortodoxos de Chabad Lubavitsch. Impresiona también el segundo cementerio judío, en la Rath-Beil-Straße, donde están enterrados entre otros, la familia Rothschild, Moritz Daniel Oppenheimer, Paul Ehrlich, Bertha Pappenheim y el rabino de Stolin.(2 Tours)

Synagoge Mainz (14)_kl

Maguncia: Maguncia pertenece a las llamadas Comunidades Schum (Speyer ש-Worms ו –Magunia ם, שום ajo en hebreo), que en la Edad Media eran los centros judíos del saber. La nueva Nueva Sinagoga, proyectada por Manuel Harz en 2010 y construida en el lugar donde estaba la antigua sinagoga principal, es un impresionante y espectacular edificio que es una fuente de inspiración e invita a reflexionar sobre la vida de los judíos. Vamos a hablar sobre estos temas juntos. Maguncia está salpicado de lugares que recuerdan la vida de los judíos en la ciudad.(Tour)

Worms: El campo santo está considerado como el cementerio judío más antiguo de Europa en el que están enterrados importantes rabinos de la Edad Media. Cerca de la entrada se puede ver la tumba del famoso rabino y erudito Meir von Rothenburg del siglo XIII, que nació en Worms. Cada vez que visito este lugar es para mí como un viaje vivo por la historia de los eruditos del judaísmo alemán. Worms, que es una de las llamadas comunidades Schum, cautiva así mismo por el baño ritual, al que se puede acceder, y por la Antigua Sinagoga que ha sido erigida de nuevo y que alberga un museo y salas para la Comunidad judía de Maguncia y Worms.(Tour)

Judenhof Speyer_kl

Speyer: Speyer es famosa por su catedral (patrimonio cultural de la humanidad) y por el colindante “Judenhof”, con restos de la sinagoga medieval y uno de los más antiguos baños rituales. Varios miembros de la familia Kalonymos vivieron y ejercieron su influencia desde aquí como rabinos y eruditos. Con la llegada de judíos de la ex-Unión-Soviética, la vida judía en Speyer está renaciendo y hoy existe una nueva sinagoga. En Speyer, mejor que en cualquier otra ciudad, se puede observar la titubeante actitud de los alemanes con el judaísmo perdido en la Segunda Guerra Mundial.(Tour)

Friedberg (17)_kl

Friedberg: Friedberg es un pequeño pueblo a las afueras de Frankfurt con una historia judía fascinante. Aquí se encuentra con toda probabilidad el “mikve” o baño ritual más antiguo del mundo. Desde la fundación de la ciudad en el siglo XII siempre hubo una comunidad judía, hasta el 17 de septiembre de 1942. Es también una de las ciudades como Praga, Frankfurt y Worms donde los judíos no fueron expulsados sino confinados en un ghetto. En un espacio diminuto se puede seguir la historia de los judíos en esta localidad durante los siglos.(Tour)

Bad Nauheim_kl_qu

Bad Nauheim: Bad Nauheim, punto de encuentro de las altas esferas, vivió su apogeo como ciudad balneario en el siglo XIX. Aquí se daban cita personalidades de todo el mundo, como el Canciller Bismarck o el zar ruso Nicolás II. Por este motivo, se desarrolló en esta pequeña ciudad una comunidad judía de médicos, pacientes y personal sanitario. Una de las sinagogas más hermosas construidas en estilo racionalista está situada aquí. La comunidad actual cuenta con unos 300 miembros.(Tour)

Dachau_kl

Munich / Dachau: Munich es una ciudad interesantísima para el turista judío, tanto desde el punto de vista del nacional-socialismo como de la historia judía en sí. Como en otras ciudades alemanas, la historia de los judíos en Munich está marcada por altos y bajos hasta que en la segunda mitad del siglo XIX se forma una comunidad. Hoy es Munich, con su fascinante sinagoga de nueva construcción y su centro cívico en el centro de la capital de Baviera, una de las ciudades alemanas con mayor número de judíos. Por otro lado, fue aquí donde el movimiento nacional-socialista de Adolf Hitler tuvo su origen. Munich, para el visitante judío, está inevitablemente asociado a Dachau, el campo de concentración en las afueras de la ciudad.

Nürnberg y Fürth: Para el visitante judío, Nürnberg está asociado a las leyes de Nürnberg y al congreso nacional del partido al que acudieron miles de alemanes. Entre 1945 y 1949 tuvo lugar en esta ciudad el Proceso de Nürnberg, donde se juzgaron los crímenes de la guerra. La historia de los judíos en esta ciudad es típica y parecida a la de otras ciudades alemanas. Durante unos 350 años fue imposible la vida de los judíos aquí, hasta mediados del siglo XIX. A partir de entonces se desarrolló una importante actividad de la comunidad judía tanto en Nürnberg como en la vecina Fürth.