Tours en Berlín y Potsdam

Berlin
Berlin, Puerta de Brandenburgo

Acompáñeme a conocer las diferentes caras de Berlín, ya sea en una visita corta de sólo dos horas o durante su estancia de varios días en la ciudad. Si lo desea, podemos realizar una visita temática donde Usted decide lo que quiere ver y conocer, a pie, en metro, en autobús turístico o en coche privado.

A continuación, unos cuantos ejemplos y sugerencias para abrir el apetito.

 

Berlin
Berlin, Reichstag

Berlín clásico: Puerta de Brandenburgo, Parlamento, Avenida Bajo los Tilos, Kürfürstendamm, Checkpoint Charlie, Gendarmenmarkt. Esta visita básica es imprescindible para situarse en la historia de Berlín y hacerse una idea de la idiosincrasia de esta ciudad.

Mauer

El Muro: El muro de Berlín será, por lo menos durante los próximos cien años, un tema importante y un punto de referencia para Berlín, sus ciudadanos y visitantes, pero ¿dónde estaba exactamente? ¿Cómo fue construido o lo que es más importante, por qué? ¿Cómo vivían los habitantes en la parte este? ¿Y en el oeste? Vamos a descubrir las huellas que ha dejado el muro.

 

Neues Berlin
Berlin, Cancellería federal

Berlín, capital de Alemania: En 1991, el Deutscher Bundestag decidió transladar la capital de la República de Bonn a Berlín. Desde entonces, han cambiado muchas cosas. El Reichstag es ahora la Sede del Parlamento, se han construido o reformado oficinas, ministerios, embajadas, viviendas para funcionarios y la Cancillería y la Presidencia están ahora en Berlín. Pero Berlín fue ya la capital del país antes. ¿Desde dónde gobernó el Canciller Bismarck, dónde tenían su cuartel general los nacional-socialistas y dónde el régimen de la República Democrática?

La “Ostalgia”: ¿Cómo se vivía en el este? ¿Había suficiente comida y ropa? ¿Qué hacíamos en nuestro tiempo libre? ¿Cómo funcionaba el sistema educativo? ¿Qué es lo que ha quedado vivo hasta la actualidad? Los hombrecillos de los semáforos, por ejemplo, que se han hecho famosos en todo el mundo y han conquistado también Berlín oeste, pero también muchas otras cosas. Vamos a adentrarnos en el “salvaje este” para descubrir lo que fue, lo que es y debatir sobre todas sus preguntas.

Berlin
Berlin, Torre de televisión

Los museos: Permítame guiarle por el Museo de Pérgamo, el Museo Nuevo, la antigua Galería Nacional, el ala de Knobelsdorff en el Palacio de Charlottenburgo, el Museo Judío o el Museo de Historia Alemana.

Potsdam: La ciudad de Potsdam, la ciudad de los reyes de Prusia y de los emperadores alemanes es una visita obligada durante su estancia en Berlín. En ella han residido también rusos, franceses, holandeses y bohemios formando una especie de sociedad multicultural en la Prusia de entonces. No se pierda el Palacio de Cecilienhof, en donde tuvo lugar la Conferencia de Potsdam en 1945. Para esta visita necesitará por lo menos medio día. Yo me encargo de realizar las reservas necesarias para visitar los otros palacios que desee visitar en esta bonita ciudad.